Páginas vistas en total

domingo, 8 de mayo de 2011

CRISTINA Y MAURICIO

Mauricio Macri (n. 1959) acaba de anunciar su renuncia a la candidatura presidencial y su decisión de competir por la reelección como Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El personaje que hasta no hace mucho tiempo ("ayer nomás"...) anunciaba el "fin del kirchnerismo" y se presentaba a sí mismo como el líder de la autodenominada oposición, renuncia a la lucha nacional y se refugia en el terreno municipal. Mucho ruido y poquísimas nueces...

Mauricio Macri ha sido fiel a sí mismo. Como persona, carece de casi todas las virtudes del político. No me refiero, por cierto, a su ya proverbial falta de inteligencia, pues dada la experiencia histórica, carecer de inteligencia no es un obstáculo insalvable para triunfar en política. Mauricio carece de paciencia, de tenacidad, de habilidad para urdir compromisos y de visión de mediano plazo (no hablemos ya del largo plazo). Todo en él es efímero, superficial, sujeto a las modas, frívolo. No proporciona una garantía de confianza ni siquiera a sus íntimos. Sin embargo, son estas "virtudes" las que le permitieron encarnar como nadie el proyecto de una derecha anclada en las ideas y en los tics de la década del '90. Mauricio es hijo directo del menemismo, pues su concepción del mundo se reduce a aceptar a rajatabla la primacía del capital, a postular que el mercado (perdón, los capitalistas más concentrados) es quien tiene que asignar los recursos en la sociedad, a sostener que el Estado tiene que dedicarse a repartir subsidios a los ricos y palos a los pobres, y a proponer que los sindicatos dejen de existir o queden reducidos a su mínima expresión. Este es el ideario de Mauricio, por más que sus asesores (¡trabajo insalubre si los hay el de asesor a tan estimable personaje!) morigeren los aspectos más impresentables de la bestia que mora en él. Su llegada a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, allá por el 2007, con su estilo de "Armada Brancaleone" (una yunta de arribistas, muertos de hambre, oportunistas de todo pelaje, devotos de la jerarquía eclesiástica, empresarios deseosos de recibir más y más subsidios, etc., etc.) pretendió ser un remedo del desembarco del menemismo en el Estado Nacional en 1989. Pero el PRO no era el PJ de 1989, y eso se notó al poco tiempo.

Mauricio fue concienzudo en una sola cuestión: el derrumbar una a una las esperanzas que la derecha nostálgica de los '90 había puesto en él. Su gestión al frente de la Ciudad fue un desastre, no tanto porque haya privilegiado al capital (ese no es el problema desde el punto de vista de la clase dominante), sino porque le enajenó la voluntad de muchos de sus votantes, a quienes les había prometido una ciudad "ordenada" y les entregó la realidad de un caos gigantesco. Mauricio no fue capaz, siquiera, de manejar el conflicto gremial en el Teatro Rural. ¿Qué empresario puede confiar en él para poner en caja a dirigentes de la talla de Moyano? Allí naufragaron sus ilusiones presidenciales. Su política nacional fue un desastre aún mayor. Luego de la hecatombe del "kirchnerismo" con la 125, Macri comenzó una larga siesta, que no fue ni siquiera interrumpida por las elecciones legislativas de 2009. "Niño bien", nunca trabajó, ni siquiera para preparar su candidatura presidencial en 2011. ¿Qué empresario puede contar con él para enfrentar al "kirchnerismo"?...

Con la renuncia de Mauricio termina toda una época en la historia del país. La derecha de los '90 está oficialmente muerta. El fracaso de la candidatura de Macri en particular, y de todo el grupo A en general (Cobos, Duhalde, Carrió, etc., etc.) marca a las claras el agotamiento de esta forma de concebir la política y la economía. En este sentido, los empresarios (tanto los "sojeros" como los industriales) habían comprendido mucho antes que sólo el "kirchnerismo" constituía una alternativa viable para mantener e incrementar sus ganancias. Retomar en 2011 las políticas económicas de los '90 significarían un desastre económico superior al del 2001, y eso está claro para la clase dominante en Argentina. Pero, como nada en el mundo es lineal ni mecánico, los políticos que pretendían expresar a esa clase dominante tardaron un tiempo infinito en darse cuenta de esto último. En todo caso, Mauricio con su indolencia para adoptar un rol activo, para modificar los planteos de los '90, expresó al extremo esta tara de los aspirantes a representar políticamente a la clase dominante en Argentina.

La presidenta Cristina Fernández (n. 1953) va camino, de no mediar ninguna catástrofe, a una cómoda reelección. La autodenominada oposición se deshace por sí misma, y Cristina ocupa (también por virtudes propias) el centro del escenario político. Más allá de los "horrores"cometidos por los personajes de la oposición desde el 2008, lo cierto es que el "kirchnerismo" realizó una tarea brillante para recuperar el control político de la sociedad. En esta labor fue especialmente importante el papel del difunto Néstor Kirchner (1950-2010), quien supo ver que si no construía una militancia propia era imposible contar con aspiraciones ciertas para el 2011. Ahora bien, desde que la política existe, construir militancia implica construir ejes movilizadores, y Néstor encontró esos ejes en una recuperación de viejos temas del pensamiento "nacional y popular", claro que retocados para no afectar a la estructura del poder vigente en la Argentina actual. Ayudado por una notable campaña comunicacional, el "kirchnerismo" superó la crisis de 2008 y se fortaleció, pues todos los actores económicos y sociales comprendieron que la vocación de poder del "kirchnerismo" era real. Frente a una oposición gelatinosa e insípida, Néstor robusteció tanto la visión del "Kirchnerismo" como partido del poder y como encarnación del viejo peronismo "nacional y popular". Si bien esto ha sido exagerado al extremo por la propaganda oficial, no cabe ninguna duda de que el "kirchnerismo" recuperó el control de la calle en el 2010 (y esto aún antes de la muerte de Néstor).

Mauricio representa el fracaso de la derecha anclada en los "90".

¿Qué representa Cristina?

Cristina es el exponente de una nueva derecha, que ha sabido conjugar el respeto irrestricto por las reglas de juego del capital con la constitución de una base de apoyo popular que va más allá del "consenso negativo" que respaldó a Carlos Menem (n. 1930) en los '90. Aclaremos la cuestión. Los gobiernos de Néstor y de Cristina no han tocado ninguna de las bases del poder de la burguesía en Argentina. La legislación laboral sigue siendo la de los '90. Las empresas privatizadas (salvo el Correo, Aerolíneas y algún otro caso menor) siguen privatizadas. Las deuda externa es pagada con puntualidad y cash. Los ingresos del Estado se siguen apoyando en un sistema impositivo regresivo, que grava a los pobres para subsidiar a los ricos. Los empresarios, rurales y "no rurales", siguen explotando un trabajo esclavo, precarizado, tercerizado. La desocupación se redujo notablemente, pero no la precariedad laboral y se extendieron las diferencias al interior de la clase trabajadora. La salud sigue estando, mayoritariamente, en manos del mercado. Etc., etc., etc. El formidable crecimiento económico experimentado por la Argentina desde el 2003 se ha apoyado en los precios de los productos primarios (soja y demás) y en las condiciones laborales.

Cristina (y Néstor) comprendieron desde el principio que Argentina no podía seguir siendo gobernada en 2003 como lo había sido en los '90. El modelo de acumulación de los '90 estaba agotado (y esto también lo había aceptado la burguesía cuando avaló la eliminación de la Convertibilidad, la reimplantación de las retenciones y el cese de pagos de la deuda externa). Los Kirchner se abocaron, por tanto, a la reconstrucción de la hegemonía del capital en Argentina. Y tuvieron éxito. Hay que recordar que en 2002 los sectores de clase media puteaban en arameo a los bancos y llegaron a apoyar una marcha multitudinaria de piqueteros a Plaza de Mayo. Hoy por hoy todo ha vuelto a la normalidad. La confrontación ha quedado reducida a la lucha contra el monopolio de Clarín. Mientras tanto, empresarios, banqueros y acreedores externos siguen incrementando sus ganancias.

Cristina y el "kirchnerismo" representan la emergencia de una nueva derecha. Esto puede parecer paradójico y disparatado a quienes están enrolados sinceramente en las filas del campo "nacional y popular". Pero la política exige tener en cuenta, en primer lugar, las realidades y no las ilusiones. El "kirchnerismo" le ha permitido al capitalismo argentino salir de la profunda crisis en que quedó sumido en 2001. El "modelo" no ha sido nada más (¡y nada menos!) que un nuevo modelo de acumulación capitalista, que fue imponiéndose trabajosamente a partir del desastre de 2001-2002.

Mauricio representa lo viejo. Cristina es lo nuevo. Los trabajadores y los sectores populares tenemos que tomar nota de esta situación y construir una alternativa a esta nueva hegemonía de los empresarios. Sobran razones, por cierto.

Mataderos, domingo 8 de mayo de 2011


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me tomo el atrevimiento de utilizar su nota Cristina y Mauricio para exponerla en otors blog's que todavía no se dieron cuenta de lo que es el kirchnerismo. Le dejo una nota con algunos datos valiosos. Saludos.
Veamos algunos detalles de cómo fue evolucionando la fortuna de Néstor y Cristina.
A lo largo de 2008, su patrimonio neto pasó de $ 17.824.941 a 46.036.711, lo que implica, como dijimos, un incremento del 158 por ciento.
Este incremento se debió, fundamentalmente, por la venta de 16 inmuebles en Santa Cruz, por $ 14.525.800, la triplicación de sus depósitos bancarios, que durante 2008 pasaron de $ 13.515.021 a 32.174.258, y la creación de dos “emprendimientos familiares”, Hotesur SA y Co Ma SA, a través de los cuales los Kirchner expandieron sus negocios hoteleros en El Calafate. De hecho, Mediante Hotesur, Kirchner compró el año pasado el hotel Alto Calafate
Otro “negocio” que le brindó pingües ganancias a Néstor, fue la venta de terrenos fiscales en El Calafate, que había adquirido gracias a la gestión del ex intendente Néstor Méndez. El 12 de enero del año pasado Néstor vendió por $ 6.300.000 un terreno de 20.095 m2 que había comprado el 1° de marzo de 2006 por $ 132.079. Con esa sola operación ganó $ 6.167.921.
De acuerdo con la última declaración jurada de los Kirchner, el patrimonio se compone de bienes inmuebles por $ 14.459.629 (doce departamentos, seis casas, seis terrenos y cuatro locales) un auto por $ 141.955 (Honda CVR modelo 2008), cuatro empresas por $ 18.137.872, depósitos bancarios por $ 32.149.257, dinero en efectivo por $ 25.001, acreencias por $ 377.036 y deudas por 19.254.039 pesos.
Lo llamativo es que en 2003, los Kirchner habían declarado un patrimonio neto de $ 6.851.810.
Por lo tanto, el incremento acumulado de sus bienes durante los seis años de gobierno K es del 572 por ciento.
Como todos sabemos, la principal fuente de ingresos de los Kirchner son los alquileres, ya que jamás apostaron ni un centavo a la producción de absolutamente nada.
Durante 2008 tuvieron ingresos por $ 16.231.759, mientras que en 2007 habían declarado un total de $ 7.027.806 en ese rubro.
La mayor parte de esos ingresos corresponde a los alquileres que cobran, como dijimos, por sus inmuebles, incluidos los dos hoteles que tienen en El Calafate.
Estos son el que compraron con Hotesur y Los Sauces, el hotel boutique que construyeron entre 2006 y 2007 y que gerencia el hotel Panamericano. Por ese rubro declararon haber percibido $ 10.302.700 en 2008.
El año anterior, habían consignado 5.264.105 pesos.
En cuanto a los ingresos generados por intereses de depósitos a plazo fijo, durante el año pasado, ascendieron a $ 5.476.922 pesos, mientras que en 2007, fue de 1.171.809 pesos.
Un dato curios es que del total de los $ 32.174.258 que los Kirchner tienen en depósitos a plazo fijo, $ 20.210.975 están en dólares.
No podemos dejar pasar por alto que la mayoría de las propiedades de las que Néstor y Cristina se desprendieron, cuyo valor asciende a $ 14.525.800, son casas o departamentos en Río Gallegos que habían comprado antes de 1982, mucho antes de que se dedicaran a la “función pública”.
Si tenemos en cuenta que Néstor se recibió de abogado en 1977/78, sería bueno que explique cómo hizo para adquirir tantas propiedades en tan solo cuatro o cinco años, siendo un ignoto abogado en la pequeña ciudad de Río Gallegos.
Recordemos que Cristina jamás actuó como abogada, ¿será porque no tiene el título? De todas maneras, hoy ya no es ninguna novedad que Néstor adquiría propiedades porque era el ejecutor de los juicios hipotecarios que la gente no podía pagar debido a la aplicación de la tristemente recordad Ley 1.050 del proceso. ¿No es realmente triste saber que Kirchner se enriqueció gracias al proceso?

Adrita dijo...

La alternativa que tenemos los trabajadores y el pueblo ante éste gobierno cláramente capitalista y pro-imperialista, -con la "careta" de progre es el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT).
Pues en los multimedios a los del FIT nos ningunean y en las agencias periodísticas "progre" como "La Paco Urondo" tratan de ensuciarnos, y... por algo será ¿no?.

Obviamente que no pueden porque los que tenemos conciencia de clase y una política acertada nos defendemos muy bien ante los ataques difamatorios y reaccionarios de los que van detrás del capital.

Pues, entré a debatir en la agencia Paco Urondo en cuatro oportunidades:

El PTS reconoce el aluvión K en las universidades
Sábado, 16 de Abril de 2011 11:27 | Escrito por Agencia Paco Urondo |

Dolina: "ahora poder económico y poder político están situados en puntos diferentes”
Viernes, 06 de Mayo de 2011 13:09 | Escrito por Agencia Paco Urondo |

Para Feinmann, "el cadáver de Ferreyra" es de Altamira
Domingo, 08 de Mayo de 2011 18:41 | Escrito por Agencia Paco Urondo |

En debate con Feinmann, Altamira defendió a Moria Casán
Miércoles, 11 de Mayo de 2011 09:04 | Escrito por Agencia Paco Urondo |

Y debido a las respuestas de los trotskistas en general, "acorralamos" con argumentos políticos a los "progre" kirchneristas que pretendían calumniar y ensuciarnos.

Ésto habla del acierto político del FIT, que nos va a permitir organizarnos y reagruparnos.

Destaco que en la nota última de los progre de "La Paco" copiaron la defensa de Altamira ante Feinmann de Perfil, la cual tiene "agregados" y "tergiversaciones".
Por supuesto q se lo hicimos notar.

Un gustazo leerlo Ariel.
Beso

Adrita dijo...

Humildemente transcribo lo expuesto en uno de los debates, donde me acusaban de ser Altamira "disfrazado":

...
escrito por Adriana , mayo 11, 2011
Miguel,
Ante todo gracias, porque es un elogio que me confundas con Altamira, una persona que fue elegida para encabezar la lista del FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES (FIT) por el Congreso del PO y por consenso de los compañeros trotskistas del Partido de los Trabajadores por el Socialismo (PTS), Izquierda Socialista (IS) y varias adhesiones de agrupaciones de trabajadores, movimientos sociales y anticapitalistas a lo ancho y largo del país.

Soy una trabajadora trotskista con CONCIENCIA DE CLASE y mi página es:

http://politicar.info

Y si militaste en el PO -cosa que yo no hice y que tal vez haga a futuro- te darás cuenta que el FIT es la única alternativa que tenemos los trabajadores y el pueblo para organizarnos ante éste gobierno cláramente capitalista (patrones-empresarios-terratenientes) y pro-imperialista (los bancos, el petróleo, la minería, las telecomunicaciones, el agrario, etc.)

Dentro de las filas kirchneristas se reagruparon los sectores neoliberales menemistas (Insfran, Urtubey, Moyano, Rico, Anibal Fernandez, Mussi, Scioli con Casal y los asesinos d la bonaerense con sus jueces cómplices, etcétera ...)

¿Sabés por qué creo que te confundís?
Porque para los troscos el partido es la herramienta mediante la cual se organizan los trabajadores para enfrentar la barbarie de los dueños del capital, que no tiene fronteras.

Entonces independientemente del partido trotskista al cual pertenezcamos, tenemos incorporada la política revolucionaria de Trotsky, quien fuera junto a Lenin el dirigente de la revolución rusa.

Sabemos que Trotsky, para combatir a los contrarrevolucionarios que intentaban destruir la revolución, organizó el Ejército Rojo de Obreros y Campesinos, dirigió la lucha desde un tren y demostró ser un gran estratega militar venciendo a las fuerzas nacionalistas contrarrevolucionarias rusas, en muchos casos pro-zaristas, y a más de catorce ejércitos extranjeros. Y que paralelamente fue un teórico de la puta madre.

Y que el traidor a la revolución y su asesino, el burócrata-dictador Stalin, no logró hacerlo desaparecer de la historia, aunque por eliminar cualquier vestigio de Trotsky llegó hasta el límite de borrarlo de las fotos.

Entonces compañero los troscos somos concientes y tenemos muy claro quién es el enemigo y las artimañas que utiliza. Como el infiltrado del batallón 601, Raúl Tarifeño, quien desde el ´76 y hasta el 2008 fue buchón. Comenzó su tarea en el ´76 como militante del Partido Comunista (PC), en los ´90 del Movimiento al Socialismo (MAS) y luego dirección en el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) en Neuquén hasta su desvinculación definitiva en 2008.
Obviamente el tipo fué cuestionado por la base, se quejaban de que era burócrata.

Pero,
¡El tipo trabajó como buchón en el batallón 601 durante más de 30 años!

Por esa razón, entre otras, se hace imprescindible lo solicitado por las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo: que abran al pueblo la documentación de TODAS las fuerzas represivas.

En la historia argentina los troscos contamos con dirigentes como AGUSTÍN TOSCO, el líder del Cordobaso, quien no solo tenía enemigos en la DERECHA capitalista y pro-imperialista, sino que también en los sindicalistos burócratas con RUCCI a la cabeza.

Al día de hoy los troscos sabemos que contamos con infinitos dirigentes y militantes íntegros, independientemente del partido al cual adhieran, en quienes podemos CONFIAR. Y también sabemos que los vamos a encontrar en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).

Un saludo fraternal, compañero.

Anónimo dijo...

Ariel Mayo: me gustaría si puede dar un consejo para luchar o en su defecto soportar la intolerancia que a mi entender estoy observando en el país. Veo y escucho siempre lo mismo: o sos gorila o no sos gorila, o sos zurdo o facho, o sos de derecha o sos de izquierda. Como puede triunfar la búsqueda de la verdad objetiva si mire para donde mire hay totalitarismo para regalar. Son marxistas algunos pero en el fondo son dogmáticos idealistas. Son liberales otros, pero en el fondo quieren ser tiranos. Escriba algo por favor de lo negativo que es el totalitarismo (para mí), que para mi surge independiente de cualqier identidad politica (si es que la hay), ya cansa ver una y otra vez individuos y colectivos que se arropan para si mismo la verdad como si ellos hubieran diseñado el universo. Estoy podrido del totalitarismo, es decir de los gansos que lo diseñan, lo completan y rompen las bolas a gente que busca en esta vida la verdad (objetiva) pero sin tener que andar reluciendo por doquier el fascismo, la vanidad, la competencia, la animalidad, y etc. que atrasa y seguira atrasando todavía al ser humano. Que triunfe la Razón, para usted que en un hombre ilustrado.

Ariel Emilio Ernesto Mayo (1970) dijo...

Adrita, te pido disculpas pero por alguna extraña razón desaparecieron dos comentarios que hiciste a este artículo. No sé si esto sucedió por mi torpeza o por un motivo del programa.
Un abrazo,

Adrita dijo...

No hay problema Ariel, esas cosas suelen suceder.
De más está decir que da gusto leer tus escritos, pues son muy didácticos.
Además de coincidir plenamente -sobre todo en éste caso- acerca de que ante la situación de injusticia social en la cual está inmerso nuestro país, debemos construir -los trabajadores y los sectores populares- una alternativa política que sea beneficiosa para el conjunto de la sociedad y no -como la actual- donde sólo se beneficia una minoría.
Beso

Ariel Emilio Ernesto Mayo (1970) dijo...

Adrita, muchas gracias. Totalmente de acuerdo con hablar de "injusticia social" en nuestro país. Es francamente interesante como esto se disimula con algunos parches, y esos parches se presentan como si se tratara de pasos enormes hacia la liberación de los trabajadores y de los sectores populares. En verdad, desde 1976 nos hemos desacostumbrado tanto a cuestionar al capitalismo como sistema, que terminamos adorando cualquier cosa. Y, por supuesto, de acuerdo en que de esto se sale con una alternativa política de los trabajadores. Un beso,

Ariel Emilio Ernesto Mayo (1970) dijo...

Al segundo anónimo (che, pongan algún nombre, así no tengo que recurrir a la recurrir a la descortesía de mencionarlos como anónimos):

Gracias por lo de "hombre ilustrado", aunque de ilustrado sólo tenga la rabia de saber la distancia a la que estoy de poseer realmente ilustración. No es falsa modestia, creame.

Vamos al grano. No conozco ningún remedio eficaz para la actitud que usted califica de "totalitarismo", y a la que también podríamos denominar "fundamentalismo". Es un modo de comportamiento en el que los adherentes a una corriente política, o religiosa, etc., están absolutamente convencidos de poseer la verdad revelada,y de que todos sus adversarios son herejes merecedores de todo lo peor por el "crimen" de no creer en esa verdad. Considero que hay muchos factores que conducen a adoptar esta actitud, algunos político, otros sociales, y otros directamente relacionados con la experiencia personal de aquel que milita en algún fundamentalismo.
Pienso que, en todo caso, la mejor defensa contra el "fundamentalismo" consiste en plantear problemas concretos, basados en datos y en cuestiones reales, que puedan ser verificadas por las partes en disputa. Atención!, no es que me haya convertido al positivismo, porque sé que en las cuestiones sociales los problemas se resuelven a través de la lucha política y no mediante de pruebas de laboratorio. Pero, plantear correctamente las cuestiones contribuye a que el marco para los "fanatismos", los "fundamentalismos", y otras yerbas que pululan por ahí, quede algo más acotado.
Saludos,