Páginas vistas en total

martes, 20 de julio de 2010

COMENTARIOS A «IDEOLOGÍA Y APARATOS IDEOLÓGICOS DEL ESTADO», DE LOUIS ALTHUSSER (5)

Seguimos comentando el artículo de Althusser, "Ideología y aparatos ideológicos del Estado" (1969). (1) . Los comentarios anteriores se publicaron el 7 y el 13 de junio, y el 11 y 19 de julio de 2010.

5) La teoría de la ideología.

La problemática de la ideología es abordada, principalmente, en dos secciones del artículo. En la primera (p. 108-120) es estudiada en el marco de los AIE (estudiados anteriormente en este comentario); este análisis guarda puntos de contacto formales con el marco teórico marxista y, en rigor, puede ubicarse todavía dentro de la problemática de la ideología en Marx (luego justificaremos porque nos parece que esta relación es formal). En la segunda (p. 120-138) Althusser intenta avanzar más allá de Marx, formulando una teoría de la ideología en general, y termina por refugiarse en la metafísica y el esencialismo, los cuales pasan a constituir los pilares de su concepción de la ideología.

En el análisis que sigue nos veremos obligados a caer en algunas repeticiones, puesto que las cuestiones de la metáfora del edificio y de los AIE ya han sido tratadas en estos comentarios.

Un camino posible para llevar adelante la crítica de la teoría althusseriana de la ideología puede ser el siguiente: a) la relación entre práctica e ideología a partir del examen del modelo infraestructura-superestructura; b) el desplazamiento desde la lucha de clases hacia la problemática, resultado de la peculiar concepción de la práctica defendida por Althusser, en el marco de la cual la ideología es concebida como ritual que construye a los sujetos al interpelarlos; c) el desplazamiento desde la problemática de la clase social hacia la del sujeto; d) el reemplazo de la dialéctica por la metafísica y el positivismo en el papel de basamentos teóricos de su concepción de la ideología. (2) Aquí sólo se trabajará, de manera muy somera, el primer punto de esta enumeración.

La relación práctica - ideología.

Ya hemos indicado que para Karl Marx (1818-1883) la práctica y la ideología se constituían como tales en el proceso de producción. En el sentido fuerte de la expresión, práctica e ideología iban juntos, no podían ser escindidos (esto último era lícito, y siempre dentro de estrechos límites, sólo para fines analíticos). Ahora bien, el modelo infraestructura-superestructura contiene elementos que tienden a generar dicha escisión. Althusser no hace ninguna crítica de la metáfora espacial, y la única dificultad importante que ve en dicha metáfora radica en lo que él denomina su carácter "descriptivo".

No es este el lugar para hacer una crítica del modelo infraestructura-superestructura. Hay que decir que posee un gran valor pedagógico, y una de sus virtudes es, precisamente, la sencillez. Pero esto no tiene que hacernos perder de vista que se trata de una metáfora epistémica (3), que puede conducirnos directamente a un estrecho determinismo económico. En este punto nos interesa analizar una de las vías que ligan esta metáfora al determinismo, esto es, la separación entre práctica (que se verifica en el nivel de la infraestructura) y teoría (localizada en las regiones de la superestructura). Ahora bien, en el artículo que estamos analizando, Althusser ignora completamente las dificultades de la metáfora, la adopta y compra así todo los inconvenientes de la misma. (4).

Para Althusser el uso de la metáfora espacial "ofrece la siguiente ventaja: permite inscribir en el dispositivo teórico de sus conceptos esenciales lo que hemos llamado su índice respectivo de eficacia." (p. 103). ¿A qué se refiere este índice? Justamente a la primacía de la base económica sobre la superestructura. En palabras de Althusser, "la metáfora del edificio tiene (...) por objeto representar, antes que otra cosa, el hecho de la «determinación en última instancia» por la base económica. Esta metáfora espacial afecta, pues, la base, con un índice de eficacia conocido por los famosos términos: lo que acontece en la base económica determina en última instancia lo que acontece en los «pisos» (de la superestructura)." (p. 103). Esta primacía de lo económico, concebida como determinación, es "la gran ventaja teórica del tópico marxista, y de la metáfora espacial del edificio (base y superestructura) [la cual] consiste en mostrar a un tiempo que las cuestiones de determinación (o de índice de eficacia) son capitales (...) y, como consecuencia, en obligar a pensar lo que la tradición marxista designa con los términos de la autonomía relativa de la superestructura y de acción de retorno de ésta sobre la base." (p. 104).

Las citas anteriores muestran como Althusser se apoya en la metáfora del edificio para justificar su concepción particular del problema de la determinación. (5). Pero hay otra cuestión más significativa para nuestro análisis. La interpretación althusseriana amplifica los rasgos más nocivos del tópico del edificio, pues promueve la escisión entre teoría y práctica. La teoría (en este caso en su variante de ideología) pertenece a la superestructura y, por tanto, se halla determinada en última instancia por la base económica. La práctica, reducida aquí a la mera práctica económica, aparece separada espacialmente de los elementos de la superestructura.

Buenos Aires, jueves 22 de julio de 2010


ABREVIATURAS:
AIE = Aparatos Ideológicos del Estado.
ARE= Aparatos Represivos del Estado.

NOTAS:
(1) Para todas las citas del texto de Althusser, utilizo la traducción de Oscar L. Molina, "Ideología y aparatos ideológicos del estado (Notas para una investigación)", incluida en: Althusser, Louis. (1988). La filosofía como arma de la revolución. México D. F: Ediciones Pasado y Presente (pp. 97-141 y notas en pp. 144-145).
(2) En verdad, hablar de "reemplazo" o de "abandono" de la dialéctica por Althusser no es correcto. Una lectura atenta de sus obras muestra que nunca incorporó a la dialéctica como forma de pensar los procesos.
(3) Ver el desarrollo del concepto en Palma, Héctor. (2004). Metáforas en la evolución de la ciencia. Buenos Aires: Jorge Baudino Ediciones. (p. 56).
(4) Un análisis exhaustivo de los textos anteriores de Althusser mostraría que su concepción de la práctica calza perfectamente con la vetas deterministas del modelo, pues en todo momento Althusser tiende a divorciar teoría y práctica.
(5) Esto debe ser desarrollado en otro lugar. Tiene que quedar claro que esta teoría de la determinación se separa de la posición de Marx.

No hay comentarios: